Blake e a democracia materialista/capitalista

Posted by Xoán Abeleira | Posted in Artigos alleos | Posted on 06-06-2011

‹‹Blake nunca deslindó política de [espiritualidad]; es más, la política en su sentido literal, como expresión de la voluntad mayoritaria de una polis, le parecía un extravío, la aplicación de un criterio puramente cuantitativo, la razón o ratio, que ignoraba y hasta se enfrentaba a la única libertad posible, la espiritual (…) Blake habría estado totalmente de acuerdo con la definición de Borges de la democracia como una “superstición de la estadística” (…)

         Aunque defendió muchas de las causas libertarias de su tiempo (…) Blake no fue propiamente un humanista: su denuncia no buscaba sólo la transformación del orden social sino que implicaba el reconocimiento de que el ser humano era, sobre todo, una realidad espiritual, “una forma y un órgano” [mediante los cuales] Dios “reside en el pecho” de cada individuo; a su juicio, las doctrinas que no buscan la liberación espiritual y se quedan simplemente en la lucha por mejores condiciones materiales (…) no son sino desarrollos ulteriores de esa misma ideología materialista que ha causado el mal, una forma como  cualquier otra de jugar con las cartas del enemigo y aceptar sus reglas de juego.

        A su juicio, la incipiente Revolución Industrial era el fruto emponzoñado de una filosofía mecanicista (la “doctrina de Satán”) cuya imagen más emblemática, “los molinos satánicos”, con sus circuitos y engranajes girando ciegamente en el vacío (…) eran literalmente mataderos del alma, carnicerías donde el ser humano se dejaba el espíritu persiguiendo fantasmas de progreso y bienestar material que lo apartaban de la plenitud verdadera (…)›› (Jordi Doce, “Introducción” a Ver un mundo en un grano de arena. La cursiva es suya.)

    

Os comentarios están pechados.